Rituales mágicos con sal y vinagre

He leído acerca de rituales ancestrales para limpiar el ambiente de negatividades con sal y vinagre, pero de momento la utilidad que he decidido darle al vinagre no viene a ser menos mágica.

 

 Esta mañana he decidido levantarme temprano para limpiar el polvo de la casa y barrer un poco. Nunca me pongo guantes para limpiar y acabo oliendo a lejía y con las manos agrietadas, pero hoy no : hoy sólo olía a vinagre. Todo gracias a aquella mujer que salió por la tele cuya enfermedad no le permitía ponerse en contacto con productos químicos y tenía que limpiarlo todo con productos naturales. Quizá he tardado demasiado en descubrirlo y lo cierto es que el primero en ponerlo en práctica fue Manuel, que dejó el baño impecable, reluciente.

Y he terminado absolutamente convencida de que el vinagre es algo maravilloso. Limpia bien muebles y suelos y deja un brillo especial en las cosas. Y no corro el riesgo de acabar tomando pan huntado en el lejía para el desayuno. Se puede hasta disfrutar del proceso, no hay que andar con la nariz tapada para pasar el paño sin tragar los vapores de los productos químicos y estoy deseando volver a casa esta tarde para acabar de limpiar la cocina. Así que si alguien quiere que le lleve el set de limpieza que tengo en el armario estoy deseando deshacerme de él.

Ahora también me planteo lavarme con limón y manzanilla o algún otro jabón natural, y sobre todo desterrar el papel higiénico a cambio del bidet. ¡ ¡ En realidad el bidet nunca fue un mal invento por mucho que nos empeñemos ! ! (Serafín me dijo que la papelera de Vigo se dedica a hacer  papel higiénico ¿que necesidad tengo yo de contaminar a los gallegos y destrozar sus bosques para … ?)

Bueno, de momento tengo que buscar los mejores candidatos como jabón personal y para la ropa. Los platos por lo visto se lavan bien con bicarbonato. Por supuesto volveré a los pañuelos de tela y creo que lo que más me costará será reducir el consumo de folios. También intentaré  hacer el esfuerzo de hacer compra de una manera más ecológica y evitar el uso excesivo de plásticos.

Pero en cualquier caso, lo del vinagre me ha parecido algo fascinante, porque no sólo no te hace perder más tiempo, sino que más bien te lo ahorra, aparte de economizar también en recursos (guantes, espacio para los productos de limpieza etc). ¡¡ Nunca comprenderé como he podido tardar tanto tiempo en descubrirlo !!

About these ads

~ por aproaunabrujula en noviembre 5, 2007.

3 comentarios to “Rituales mágicos con sal y vinagre”

  1. Fantástico, de todas formas creo que hay papel higiénico más ecológico, uno que no está blanqueado y que no es tan suave.

  2. Si encontráis el papel higiénico ecológico ese me avisáis, yo una vez lo busqué en el carrefur y nada…

  3. Me anima muchísimo ver cuantísima gente llega aquí tras una búsqueda por “limpieza con vinagre”.
    Quisiera animarles a todos a que lo pusieran en práctica.
    Un poco de sal con el vinagre parece hacer mejor efecto.
    Un poco de bicarbonato al que se le añade vinagre por encima es muy útil para fregar los platos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: